Etiquetas

domingo, 6 de mayo de 2018

“DURO SANTOS DURO”

El origen

No recuerdo exactamente si fue en la temporada 1989-90, que fue aquella en la que migramos a Sombra Norte, o en la siguiente, cuando surgió un joven vendiendo chicharrones de harina en las gradas de aquella localidad. El sujeto en cuestión era espigado y daba la impresión de estar un poco tocado de sus facultades mentales; la mercancía por él vendida eran pequeñas bolsas de plástico llenas de frituras de harina – a las que, cuando menos en La Laguna, llamamos “chicharrones” o “duritos” – las cuales tenían un doblez en la parte superior; el lugar en donde se ubicaba dicho doblez era ensartado en un trozo de alambre grueso, cuyos extremos eran posteriormente anudados, para formar una argolla de la cual pendían las botanas empacadas. Este sujeto iniciaba la venta de su mercancía una vez que el encuentro comenzaba, aparecía por el túnel de acceso llevando la argolla portachicharrones en una mano, mientras que con la otra sostenía una botella que contenía salsa picante, la cual era agregada a las frituras si así lo deseaba el cliente; comenzaba a recorrer escaleras y pasillos de la localidad ofreciendo sus botanas gritando:

YA LLEGARON LOS DUUUUUUUROS DUROS DUROS DUROS… SABROSOS LOS DUUUUUUUROS DUROS DUROS DUROS… RECIÉN HECHECITOS LOS DUUUUUUUROS DUROS DUROS DUROS…

Por momentos se desaparecía de las gradas y regresaba minutos después a continuar con la venta de su producto, gritando:

REGRESARON LOS DUUUUUUUROS DUROS DUROS DUROS… CADA VEZ ESTÁN MÁS RICOS LOS DUUUUUUUROS DUROS DUROS DUROS…

Durante el segundo tiempo de uno de los partidos, bajé al baño y vi al vendedor de duros tomándose una cerveza en las inmediaciones del túnel de acceso, en el que se ubicaba una barra en la que se expendía la tan refrescante “agua de cebada”; durante el trayecto del sanitario al lugar que ocupaba en la tribuna, uno de los vendedores de cerveza me comentó que el joven de los “duros” solía acudir a aquella barra a intercambiar el producto de la venta de su producto por vasos llenos de la dorada y espumosa bebida; es por eso que en ocasiones causaba hilaridad cuando, en los minutos finales del partido, una vez que se le había agotado su mercancía, continuaba recorriendo la tribuna mostrando la argolla de alambre, ya sin bolsa alguna colgando de ella, mientras que con su otra mano seguía cargando la botella de salsa picante mientras gritaba:

SE ACABARON LOS DUUUUUUUROS DUROS DUROS DUROS… PERO VOLVERÁN LOS DUUUUUUUROS DUROS DUROS DUROS…

En una ocasión, la venta de “duros” fue bastante buena, tanto así que recaudó lo suficiente para agenciarse – y engullirse – una muy buena cantidad de cervezas, las cuales mermaron su sentido del equilibrio; la concurrencia notó aquella escena, mientras lo veían avanzar por el pasillo superior con ese pasito “cae-que-no-cae” tan característico de quienes se encuentran demasiado alcoholizados, comenzaron a gritarle:

EA, EA, EA… – a cada paso que daba.

Que baile el de los duros – gritaba otra persona desde las inmediaciones de las gradas.

EA, EA, EA… – continuaba el grito a coro de la concurrencia, como tarareando la melodía que parecía bailar el vendedor de “duros” con su trastabillante andar.

En una de tantas, el “ea, ea, ea” se transformó en un grito personalizado para el beodo vendedor:

DUROS… DUROS… DUROS… – aquel coro de guasa emergía cada vez más sonoro desde las gradas de Sombra Norte.

Mientras la mayoría de la concurrencia a Sombra Norte se encontraba distraída con el vacilante andar del vendedor de duros, la tribuna de Sol se encontraba metida de lleno en aquel cerrado partido; de esa manera, al escuchar el grito proveniente de la localidad vecina, que fue interpretado como “DURO… DURO… DURO”, lo secundaron suponiendo que era un grito de apoyo a aquellos guerreros que estaban derrochando un gran esfuerzo sobre la grama; en Sombra Norte, la hilaridad creció al suponer que los de la tribuna cálida secundaban la vacilada a costa del vendedor que se encontraba a punto de caer, mientras que la raza de sol alentaba con aquel grito cada vez más estentóreo: “DURO… DURO… DURO...”

En ese momento, Dolmo recibió el balón pegado a la banda izquierda para desbordar por dicho extremo, cuando estaba a punto de llegar a la línea de meta envió un centro templado con dirección al manchón de tiro penal, que ahí fue rematado por Juan Flores; de un salto el hondureño se elevó para propinar al esférico un sólido frentazo, enviándolo al fondo de la cabaña enemiga; ese gol, que provocó la enloquecida algarabía de la concurrencia, significó la consecución de un punto más para la cosecha guerrera.

De esa manera, aquel grito que comenzó como una acción de cotorreo a aquel folclórico vendedor, se convirtió en un mítico grito de guerra que, históricamente, ha alentado a quienes han portado la camiseta verdiblanca a conseguir desde la conservación de la categoría hasta los triunfos y títulos que lo han encumbrado y glorificado.

¡¡¡DURO SANTOS DURO!!!

miércoles, 18 de abril de 2018

Fallido cambio de horario

RECUERDOS DE LA TRIBUNA



Tras una tolvanera que causó la caída de una parte del techo que cubría la parte de sombra del antiguo estadio Corona, los dueños del Club Santos Laguna decidieron retirar en su totalidad las láminas que conformaban el techo en cuestión. Lo anterior con el fin de evitar nuevas caídas que pudieran ocasionar tragedias posteriores. Cabe mencionar que la anteriormente mencionada tolvanera ocurrió en un domingo por la tarde en el transcurso de la temporada 1988-89, con la buena suerte para los aficionados de que, en aquella semana, le tocó jugar de visitante al Santos Laguna; caso contrario, tal vez, en el peor de los casos, no la estaría contando, ya que dichas láminas cayeron sobre la zona en la que solía sentarme en aquellos tiempos.

Al quedar las tribunas del estadio totalmente carentes de techo se decidió que, para la Temporada 1989-90, se cambiara el horario de los partidos para los días sábado a las 19:00 hrs., y que se rezonificaran las tribunas generales del estadio de la siguiente manera: las dos zonas antes conocidas como “Sombra General” (norte y sur) ahora se llamarían “Zona ‘A’ ”, con un costo de 20 mil pesos por boleto –precios en antiguos pesos, anteriores a la quita de tres ceros a nuestra moneda–; la zona de Sol General se dividió en “Zona ‘B’”, en la parte adyacente a la banda oriente, con un costo de 15 mil pesos por boleto; y “Zona ‘C’”, detrás de las líneas de meta, con un costo de 7 mil pesos. Al comparar costos, mis amigos y yo decidimos ahora asistir a la tribuna de la Zona “B”, mejor conocida por la raza como “sol enmedio”. Total, decíamos, no va a pegar el sol a esa hora, habrá más ambiente y nos ahorramos 5 mil varitos, mismos que se traducían en varias cheves.

El horario sabatino duró poco: tras la llegada del Profe Matturano a la dirección técnica de los Guerreros, uno de los cambios por él solicitados fue el regreso al horario tradicional de domingo a las 4 de la tarde, con la finalidad de aprovechar el calor de La Laguna como una ventaja para el cuadro local.

En uno de los pocos partidos sabatinos referidos, que por cierto resultó muy aburrido –realmente no recuerdo el rival, aunque todo indica que fue en el partido ante la Universidad Autónoma de Tamaulipas–, estando el cielo ya oscuro surgió de repente un grito desde la tribuna que en aquel momento se llamaba “Zona ‘A’”:

—CHINGUEN A SU MADRE LOS DE SOL…

De la tribuna anteriormente cálida se escuchó una expedita respuesta:

—¿CUÁL SOL? ¡PENDEJO!

Unos instantes después, llegó una genial contrarréplica:

—BUENO: ¡CHINGUEN A SU MADRE LOS DE LUNA LLENA!

La ocurrencia fue premiada con carcajadas generalizadas, tanto por parte tanto de sus vecinos de tribuna, como de aquellos que fuimos remitidos a fastidiar a nuestras respectivas progenitoras. Al no surgir el ingenio por parte de jugador alguno, tuvo que surgir éste de la tribuna.

miércoles, 10 de enero de 2018

Datos reales sobre “hat-tricks” de santistas

Corrigiendo el dato


El pasado lunes, tras la goleada propinada por Santos Laguna al conjunto de Lobos B.U.A.P., apareció en “La Afición”, sección deportiva del diario “Milenio” de la Comarca Lagunera, un dato que dice a la letra: “DJANINY TAVARES SE CONVIRTIÓ en el quinto jugador en la historia de Santos en marcar 3 goles en un partido, se sumó a Borgetti, Lillingston, Peralta y Orozco”. El dato anterior es falso.
Edición impresa “La Afición”. Torreón, Coah. Lunes 08 de enero 2018.
Tras cotejar mis datos históricos con los de Héctor Castañón, rescatamos que los “hat-trick” anotados por santistas son muchos más: 24. La grandeza goleadora del conjunto guerrero tiene bastante historia. Repasemos:
El primer triplete anotado por un jugador santista en torneos de liga, fue conseguido por el hondureño Juan Flores, el 24 de febrero de 1991, cuando fue el artífice de una épica remontada sobre Veracruz; Santos Laguna se fue al descanso con una desventaja de un gol por tres, para terminar ganando cuatro tantos contra tres.
En la siguiente temporada se dio otro triplete, conseguido por Martín “Camacán” Simental en un triunfo sobre León cuatro goles por uno.
Otro que logró triplete y no fue mencionado en la nota arriba mencionada fue Daniel Guzmán, quien logró esta hazaña en dos ocasiones durante la temporada 1993-94, ante Veracruz y U. de G.
Sergio Verdirame también logró anotar un triplete con la camiseta de Santos Laguna, al marcar los tres tantos del conjunto albiverde en una derrota en Morelia seis goles por tres, en partido de la jornada 10 del Invierno 1997.
Otro olvidado en el dato referido es Matías Vuoso, quien logró triplete en dos ocasiones: uno ante Toluca, en la jornada 16 del torneo Apertura 2005 ante Toluca, y otro en el Clausura 2008 en el marco de una goleada de seis goles por uno a la U.A.G.
Otro tripletero santista tampoco mencionado en la nota del diario es Carlos Darwin Quintero, quien el 13 de abril de 2014 le propinó tres tantos al conjunto del Atlante.
Cabe mencionar que Jared Borgetti logró la hazaña del “hat-trick” en ocho ocasiones, incluyendo un “póker” (cuatro goles) conseguido ante el conjunto de la U.A.N.L. el 26 de marzo del 2000.
Como datos adicionales; han sido cuatro jugadores que han logrado el “póker” con la camiseta de Santos Laguna: Jared Borgetti, Eduardo Lillingston, Oribe Peralta y Javier Orozco. Finalmente, cabe mencionar que, cuando un jugador santista logra anotar tres goles o más, Santos Laguna solamente ha sido derrotado en sólo dos ocasiones, logrando la victoria en las 22 ocasiones restantes.
A continuación, la tabla fuente:
Tripletes

viernes, 5 de enero de 2018

Santos Laguna rumbo al CL18.



Cifras interesantes rumbo al nuevo torneo.



Hoy comienza un nuevo torneo de liga del futbol mexicano. Debiendo ser el número 96, por usos y costumbres será el número 99. Me explico: el torneo “México 70”, jugado al terminar el torneo de liga 1969-70, ganado por Guadalajara, se organizó con la única intención de evitar a los jugadores y equipos estar tanto tiempo fuera de competencia, ya que la liga finalizó en enero de 1970, mientras que el Mundial iniciaría hasta el 31 de mayo. Aquel torneo tuvo un ganador, que fue Cruz Azul, cuadro que le bordó una estrella a su escudo conmemorando dicha presea. Más adelante, en la víspera del Mundial México 86, se acordó que la liga se suspendería en el período 1985-86, a fin de dar facilidades a los seleccionados a fin de prepararse para dicha justa. Incluso no hubo descenso. Se organizaron dos minitorneos: el Prode 85 y el México 86. Y aquí fue cuando el diablo metió la cola: al ser conquistado el primer torneo por América, que tras una remontada épica a Tampico-Madero levantó eufórico el trofeo. Y con el antecedente de que el cuadro azulcrema había ganado las dos ligas anteriores, 1983-84 y 1984-85, salió en medio de la euforia un funcionario de la Federación Mexicana de Futbol a declarar exultante: “Digan lo que digan, el América es tricampeón”. Así, los minitorneos previos a las copas del mundo organizadas en nuestro país pasaron a contar como torneos de liga, y sus respectivos campeones, Cruz Azul, América y Monterrey, a contar dichas conquistas como campeonatos formales.

Una vez comentados dichos antecedentes, al observar los antecedentes de los cuadros actuales de la Liga MX, nos damos cuenta de que se está convirtiendo en una Liga con equipos tradicionales. Me explico: si bien son solamente dos equipos los que han disputado todos los torneos de liga —aclarando también que la Liga como tal, se instituyó a partir del torneo 1943-44; los torneos anteriores fueron regionales. Es injusto contabilizarle a América, Atlante y demás equipos capitalinos sus campeonatos locales, sin hacer lo mismo con los más de diez campeonatos que Guadalajara ganó en su liga; no sigamos pecando de centralistas, queriendo convertir lo capitalino en nacional—, son sólo tres las escuadras que actualmente conforman la máxima categoría de nuestro balompié, aquellas que han disputado menos de la mitad de los torneos de liga históricos (Querétaro, Tijuana y Lobos BUAP). Lo anterior se ilustra en la siguiente tabla, en la que se cuentan los torneos de liga en los que cada club ha participado, incluyendo el inminente Clausura 2018; resaltando en colores a los equipos que actualmente integran la Liga MX.

Torneos totales

En el caso de Santos Laguna, le sigue aplicando el slogan de “Poco tiempo, mucha historia”. El conjunto albiverde estará disputando su torneo de liga número 52. Siendo el número 14 de los equipos actuales de la liga en este rubro, superando incluso a dos cuadros más antiguos en este renglón: Pachuca y Querétaro, cuadros fundadores de la 2ª. División en 1950, de andar azaroso durante algunas épocas y con algunos descensos a cuestas. En poco tiempo, gracias a los torneos cortos, Santos Laguna ya puede presumir de haber disputado más de la mitad de los torneos de liga, aunque menos que la gran mayoría de sus rivales; entregando en ellos números más que aceptables: en las 51 participaciones completas, ha accedido a postemporada en 29 ocasiones (57%); en esas 29 liguillas ha accedido a semifinales en 20 ocasiones (69% de las liguillas); de las 20 semifinales disputadas, ha avanzado a la final en 10 ocasiones (50%), siendo campeón en cinco de ellas (50%); habiendo conquistado mayor cantidad de campeonatos que conjuntos con mayor historia como Monterrey, Atlante, Necaxa, Puebla, Veracruz, Morelia y Atlas. También el conjunto lagunero puede presumir que, en el período en el que ha competido en esta liga, solamente Toluca (7) y Pachuca (6) han levantado el trofeo en mayor número de ocasiones.

Como último dato a resaltar, Santos Laguna es el segundo equipo con mayor número de goles a favor en la época de torneos cortos, con 1,375. Se esperará el resurgir ofensivo de la escuadra de la Comarca, a fin de festejar durante este Clausura 2018 la anotación número 1,400; y ser de esta manera el segundo club en llegar a dicha cifra, detrás de Toluca, que tiene 1,415.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Numeritos finales Liga MX Apertura 2017

El quién es quién en los torneos cortos del futbol mexicano




Una vez finalizado el campeonato Apertura 2017 del futbol mexicano, en la que la U.A.N.L. se coronó por sexta ocasión en su historia, estos son los numeritos finales acumulados de los torneos cortos. Se analiza en particular esta última época, a fin de analizar el comportamiento y tendencia de los equipos en un mismo formato.

LIGUILLAS DISPUTADAS


Una vez que clasificó a la liguilla en esta ocasión, Toluca se mantiene como el equipo con más participaciones en liguilla durante esta época, al sumar su participación número 30. América sigue siendo segundo en este departamento al llegar a su aparición número 29.

LIGUILLAS AP17


SEMIFINALES DISPUTADAS

Pese a no llegar a esta instancia, Toluca sigue siendo el club que en más ocasiones ha llegado a estas instancias, con 20 apariciones. América alcanza en el segundo lugar a Santos Laguna.

SF AP17


FINALES DISPUTADAS

La cima en este departamento no cambia. Toluca sigue siendo el equipo con más finales disputadas, con 10; seguido de Santos Laguna y Pachuca, con 9. Los finalistas de esta ocasión, Monterrey y U.A.N.L. se acercan al haber disputado ambos su octava final en la época de torneos cortos.

F AP17


CAMPEONATOS

En este departamento tampoco hay cambios en la cima. Toluca sigue siendo el club con mayor número de campeonatos conseguidos en torneos cortos, con 7. El campeón Tigres de la U.A.N.L. asciende posiciones al conseguir su cuarta corona en esta época.

C AP17


LIGUILLAS CONSECUTIVAS

En este renglón, América sigue siendo el club con mayor número de liguillas disputadas consecutivamente, al haber accedido en 10 ocasiones al hilo, del Clausura 2012 al Apertura 2016. El campeón U.A.N.L. ha hilado su séptima liguilla al hilo, al clasificar consecutivamente desde el Apertura 2014 al presente.

LIG CONS AP17


SEMIFINALES CONSECUTIVAS

Aquí Pachuca, América, Guadalajara y Atlas son los conjuntos que han logrado ligar cuatro torneos clasificando a semifinales en fila. El campeón U.A.N.L. en esta ocasión ha ligado su tercer campeonato consecutivo en llegar a esta instancia.

SF CONS AP17


FINALES CONSECUTIVAS

En este torneo, los campeones Tigres de la U.A.N.L. se han convertido en el primer equipo en la época de torneos cortos que llega consecutivamente a tres finales.

F CONS AP17


CAMPEONATOS CONSECUTIVOS

En este rubro todo se mantiene igual. Solamente la U.N.A.M. y León han sido los únicos cuadros que han sido capaces de ligar dos campeonatos en fila.

C CONS AP17


PUNTOS ACUMULADOS TEMPORADA REGULAR

Toluca continúa siendo el club con mejores números durante la fase regular de los torneos cortos. Mayor número de puntos, de triunfos y de goles a favor.

TREG TC AP17


PUNTOS ACUMULADOS POSTEMPORADAS

También en la fase de postemporada (repescas y liguillas) Toluca sigue siendo el cuadro con mayor número de partidos disputados, victorias y puntos conseguidos. A pesar de no acceder a estas instancias durante este torneo, Santos Laguna continúa siendo el cuadro más goleador.

LIG TC AP17


PUNTOS ACUMULADOS TOTALES

Al ser el líder tanto en temporadas regulares como en postemporadas, Toluca es el líder indiscutible dentro de los torneos cortos. Es el club con mayor cantidad de partidos disputados, el de mayor número de triunfos, el que tiene mayor cantidad de puntos obtenidos, así como el más goleador.

TOTAL TC AP17


ACUMULADOS TORNEOS TOTALES

Terminó el torneo corto número 43, y el 98 acumulado de liga en el futbol profesional. A continuación la tabla de campeonatos acumulados por club desde el torneo 1943-44.

C ACUM AP17


Ahora se presenta la tabla comparativa en la que se observa el número de torneos que le lleva a cada club conquistar un campeonato. La última columna resulta de dividir el número de torneos disputados en el máximo circuito del balompié mexicano, entre el número de campeonatos. El resultado es redondeado.

TORNEOS POR CAMP AP17


Se pueden elaborar más tablas, cruces de información, segmentaciones, etc. Sin embargo, éstos números fríos considero son suficientes para que cada quien obtenga sus conclusiones.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Final regia, final norteña

Las finales en el norte se volvieron costumbre



Hoy da comienzo la primera serie final del futbol mexicano. En Monterrey, la fanaticada arde. Mientras, en la ciudad de México, la prensa capitalina, que se ostenta como “nacional” minimiza el enfrentamiento. Aseguran que será una final “ranchera”, “pueblerina”, “provinciana” y demás epítetos despectivos en su léxico. Les duele en lo más íntimo y profundo de su ser. Arden con envidia algunos –en su mayoría, americanistas–, con frustración otros –verbigracia, los cruzazulinos–. Tienen inoculada la absurda creencia de que lo grande, si es que lo es, debe estar en la capital de la república. El cambio de esquemas socioeconómicos de los equipos del futbol mexicano los tiene más que desconcertados, desorientados, como hormigas a las que les han tapado su hormiguero.
En la Ciudad de México siguen aferrados a mitos ancestrales, como el de “los cuatro grandes”. Según ellos y su prensa, si ningún equipo catalogado como “grande” por la prensa de su pueblo accede a las instancias posteriores del campeonato de liga, éste pierde todo interés. El resto de los equipos son la “chiquillada”, los comunes, los equipos por los que nadie tiene interés.
Hoy por hoy, Monterrey es todo menos una ciudad chica. La zona metropolitana que comprende aquella ciudad ronda los 4 millones de habitantes, población similar a la de las urbes de los Estados Unidos. Del poder económico de sus dueños, ya ni hablamos. El Club de Futbol Monterrey es propiedad de FEMSA: antiguo dueño de la Cervecería Cuauhtémoc – Moctezuma, ahora en manos de la cervecera multinacional Heineken, de la que el consorcio regiomontano es dueño del 20% de las acciones. Es decir, dejaron la operación de su grupo cervecero en manos de los holandeses, sin renunciar a sus utilidades. Poseen además un buen número de embotelladoras de Coca-Cola en territorio nacional. Por si fuera poco, poseen la mayor cadena de tiendas de conveniencia de la República Mexicana. Tigres, si bien continúa siendo el conjunto representativo de la Universidad Autónoma de Nuevo León, es regenteado por Cementos Mexicanos: compañía de origen regiomontano de alcance mundial, cotiza tanto en la Bolsa Mexicana de Valores como en la bolsa de Nueva York (NYSE), y que, además, ha adquirido a múltiples empresas cementeras alrededor del mundo.
Aun así, el desdén capitalino por lo norteño se mantiene. Continúan recitando la cantaleta de los “grandes”. Continúan viendo a las tierras norteñas como tierras bárbaras, ajenas a la civilización. Las tierras de “allá donde termina la cultura y comienza la carne asada”, dijo ya hace algunos años José Vasconcelos, sabrá Dios en qué sentido.
Pues bien, esto es futbol. Mientras que en el resto del mundo los equipos considerados “grandes” son aquellos cuyo número de campeonatos conquistados es infinitamente mayor al del resto de los clubes; en México es sinónimo solamente de popularidad. En este tenor, si medimos la grandeza con estándares internacionales, la prensa capitalina se lleva un gran chasco.
Consideremos la época más reciente de nuestro futbol, que es la de los torneos cortos. De esta manera comparamos el número de campeonatos conseguidos por los equipos populares, llamados “grandes” por la prensa capitalina, con los siguientes resultados:
20171207-1
En cuanto a subcampeonatos, también vemos que los conjuntos del norte superan a los que acaparan la atención de la prensa capitalina:
20171207-2
Por otro lado, en enfrentamientos en finales entre norteños y populares (7), cuatro han sido para los norteños, y los tres restantes para los populares.
Otro dato interesante: ésta será la cuarta final disputada entre escuadras del norte del país (Monterrey vs Santos Laguna, Ap. 2010; U.A.N.L. vs Santos Laguna, Ap. 2011; Santos Laguna vs Monterrey, Cl. 2012; Monterrey vs U.A.N.L., Ap. 2017), mientras que, en esta misma época, solamente se han dado dos finales soñadas para el imaginario ex – defeño (U.N.A.M. vs Guadalajara, Cl. 2004; América vs Cruz Azul, Cl. 2013).
Y si de marcar tendencia se trata, sólo resta decir lo siguiente: en 11 de las últimas 15 finales, incluyendo la que hoy inicia, han intervenido equipos norteños; cuatro de ellas disputadas exclusivamente entre éstos; mientras que, en ese mismo lapso, los cuadros populares sólo han disputado siete. Además, en las últimas siete finales disputadas, incluyendo la actual, han estado presentes equipos norteños, completando esta seguidilla con la primera final regiomontana, que, a como pinta el panorama, amenaza con repetirse muy seguido.
Felicidades, regiomontanos. Disfruten su final. Muestren orgullosos al resto de la república lo grande que son como región. El resto de los norteños debemos sentirnos orgullosos: en La Laguna debemos también sentirnos orgullosos de compartir su cultura y de, futbolísticamente hablando, haberles picado el orgullo con el despegue de Santos Laguna.
Que gane el mejor… ¡Arriba el Norte! Y, orgullosamente digamos, ¡QUE SE HAGA LA CARNITA ASADA!

jueves, 7 de septiembre de 2017

Roberto Hernández Jr. ¿Finaliza una era?

Una semblanza del comunicador regiomontana desde el punto de vista lagunero



El pasado domingo 3 de septiembre de 2017 falleció Roberto Hernández Vázquez, mejor conocido como Roberto Hernández Jr. Originario de la ciudad de Irapuato, se asentó en la ciudad de Monterrey, en donde se convirtió en el gurú de la prensa futbolera de aquel lugar. Si bien su dicción y conocimientos del juego eran buenos, fue sin duda su narrativa hiperbólica y estentórea la que lo convirtió en el favorito de una gran parte de la fanaticada futbolera regiomontana. Desde tiempos en los que la única manera de seguir un partido efectuado en la sultana del norte sin estar en el estadio era vía radio, las narraciones del Sr. Hernández Jr. han sido un referente para los fanáticos de las escuadras que a través de su historia ha tenido aquella región, al grado de ser, para algunos, dogmas de fé. Quien ha llegado a discutir de futbol con algún regio, seguramente ha escuchado frases como “si don Rober dijo que fue penal…. es que FUE PENAL”.

Durante la historia de Santos Laguna, este personaje estuvo siempre en la mente de la afición lagunera. Hay que recordar que, durante la década de los 80s del siglo anterior, salvo el campeonato obtenido por la U. de Nuevo León en la temporada 1981-82, y el que obtuvo Monterrey en el minitorneo México 86, los equipos regiomontanos navegaban de la media tabla hacia abajo, llegando en esporádicas ocasiones a colarse a alguna postemporada. Los seguidores de ambos equipos regiomontanos se retrataban difusamente en la taquilla. En las transmisiones televisivas futboleras allá surgidas se observaban medias entradas. Había sentimientos parecidos a la decepción en aquellos momentos. El odio y aversión de Hernández Jr. hacia la Comarca Lagunera se remonta al año 1972, cuando el cuadro del Torreón derrotó por la mínima diferencia al cuadro de su tierra, Irapuato, descendiéndolo a la Segunda División. Al volver el futbol de Primera División a La Laguna, don Rober comenzó a tomar como bandera para los regiomontanos, el querer ridiculizar al cuadro lagunero. Recuerdo su narración del primer partido en el que los Guerreros visitaron el estadio Universitario de San Nicolás de los Garza, con frases como: “se nota la diferencia en las estaturas de los jugadores de ambos equipos… los defensores de Tigres se ven enormes ante los delanteros del Santos… ellos son bajitos, tienen la estatura del clásico jugador de la segunda división… y es que éste es un equipo de segunda división que en este momento juega en primera”. Aquel encuentro, efectuado el 1 de marzo de 1989, terminó empatado a un gol.

A la vez que continuaba inoculando la escuela de la locución estridente en todos los ámbitos de la vida regiomontana, su aversión por lo lagunero se hacía cada vez más evidente. Llegó incluso al plano beisbolero. La empresa para la cual trabajó durante los últimos años de su vida, Multimedios, tenía en exclusiva las transmisiones de uno de los dos equipos que en 1992 jugaron en el estadio Monterrey: los Industriales, cuyo narrador principal era Ernesto Chavana, quien además fungía como comentarista a nivel de cancha en las transmisiones futboleras encabezadas por Hernández Jr. En el mes de agosto, durante el séptimo juego de la semifinal de la Zona Norte de la Liga Mexicana, cuando era inminente la eliminación de la novena regiomontana en el estadio de la Revolución, mientras la gente daba rienda suelta a su alegría tras los corajes de días anteriores al haberse recetado las tendenciosas transmisiones radiofónicas originadas en Monterrey, expectoradas por los pupilos de don Rober, y el vocalista de la banda que amenizaba el ambiente gritaba: “Y gracias a Palafox, los Industriales se van de vacaciones”, Jaime Francisco Cortés, experimentado narrador de los Naranjeros de Hermosillo, y cronista principal de los Algodoneros de Unión Laguna lanzaba su mensaje al aire: “Hernández Jr., aquí está tu prueba”, refiriéndose al hecho de que, antes del inicio de aquella temporada, cuando aquel experimentado narrador quiso probar suerte en el circuito veraniego fue a ofrecer sus servicios a las novenas neoleonesas, le fue exigido por el señor Hernández Jr. someterse a “una prueba en cabina”; sin duda, los conocimientos de Cortés estaban fuera de toda duda; bastaba leer su currícula para haberlo contratado de inmediato. La prueba que exigía el regioirapuatense era la prueba de estentoriedad, misma que el Sr. Cortés no aceptó. La venganza de Hernández Jr. se dio un mes más tarde: el 12 de septiembre de 1992, mientras la gran mayoría de la afición buscaba encontrar algún sitio en dónde ver la pelea entre Julio César Chávez ante el “Macho” Camacho, el gurú de la locución regiomontana se regodeaba ante el micrófono mientras relataba desde el estadio Tecnológico cuando Monterrey derrotaba con marcador parcial de tres goles por cero a Santos Laguna. “Esta es una transmisión ¡¡¡CALIENTE!!!… En Torreón no conocen las transmisiones calientes… se asustan con ellas… las narraciones que hacen allá son aburridisisisisisísimas… no tienen narradores allá, los tienen que llevar de fuera… con decirles que contratan narradores de Hermosillo, habiendo tanto buen comentarista aquí en Monterrey”. Se pintó de cuerpo entero y liberó su rabia contenida mientras que la escuadra albiverde se acercaba en el tanteador para reducir una goleada, a un triunfo logrado apenas tres goles por dos.

De la misma manera le dolió la salvación del descenso de Santos Laguna en el año 2007. El primer arponazo a su orgullo fue cuando Oswaldo Sánchez prefirió recalar en Santos Laguna y no en los tigres universitarios, a pesar de que en su programa “Futbol al día” se pitorreaba de la Comarca diciendo entre risas: “para poder pagarle a Oswaldo, tendrían que empeñar tooooodas las bicicletas que circulan en Torreón”. También le caló hondo el hecho de que, tras la salvación albiverde en mayo de 2007, la escuadra comarcana haya accedido a la postemporada y librado la repesca al eliminar al San Luis.

En lo personal, tuve solamente un contacto con él, y fue vía correo electrónico. El 24 de noviembre de 2007, tras el partido de ida de los Cuartos de Final del Campeonato Apertura 2007, en el que Santos Laguna terminó la temporada regular como líder absoluto. En su columna publicada en el diario “Milenio”, Hernández Jr. aseguraba, como si le constara, que la victoria albiverde en el estadio Morelos fue posible sólo gracias a la ayuda del árbitro Mauricio Morales. Tras leer aquel bodrio, le envié el siguiente mensaje a su dirección de contacto contacto@hernandezjr.com.mx




Sr. Hernández:

Aludiendo a su columna “Futbol al día” del día 23 de noviembre 2007 en la que usted insinúa que Mauricio Morales ayuda al Santos al anular dos goles a Morelia sin razón le expongo lo siguiente:
Qué fácil es hablar a la ligera y acusar al árbitro, siendo que Mauricio Morales y su juez de línea se vistieron de tuxedo al marcar correctamente las infracciones en las jugadas que conllevaron la invalidez de las anotaciones de los morelianos.
En el primer gol se vio claramente un jalón sobre Oribe Peralta: en la repetición, el director de cámaras mañosamente inicia la toma después del mismo, pero hay una toma difundida en los noticieros de Televisa en la que se aprecia dicho jalón. Hubo falta, de eso no hay duda; que no la transmitan, de la misma manera en la que no lo hicieron con aquél abrazo y jalón cometido por el Tiburón Sánchez sobre Matías en aquel partido Santos Vs Querétaro en el que se querían comer vivo al abanderado Camargo, es otra cosa.
En la segunda jugada discutible se aprecia un claro fuera de lugar, no de quien hace la jugada de pase a la red, sino de quien le sirve la pelota; este jugador se encontraba regresando de una posición adelantada. Al jugar la pelota se sanciona correctamente la posición fuera de juego.
Grabé el partido y viéndolo de nuevo aprecio el empujón del atacante moreliano, así como la posición adelantada en la segunda jugada. Ahora ¿Tiene dudas de lo que afirmo? Solicítele a Roberto Fernández o a Juan Gómez Junco el video de su empresa Multimedios con las tomas en las que se aprecian claramente las infracciones a las que me refiero. Si se considera un periodista en toda la extensión de la palabra conceda el derecho de réplica al periodista lagunero, ya que su posición es la más cómoda al acusar al arbitraje y revivir el malgastado mito de que Santos nada más gana con ayuda arbitral. Así cualquiera lo puede hacer. Para decirle al público lo que quiere ver u oír no se necesita más que una pluma o un micrófono, cualquiera lo puede hacer.
Lo considero una persona inteligente. Eleve sus argumentos en lugar de repetir lo que estuvieron rebuznando insistentemente Rosique y Medrano en su narración del pasado jueves (no sabemos qué tan enterados estaban ellos acerca de las tomas sesgadas que les envió su director de cámaras).
Me gustaría decir que usted es un periodista valiente, pero me quedan serias dudas. La más reflexiva y autocrítica de sus columnas, publicada el pasado lunes 19 de noviembre en las que se metió con los magnates de su tierra, ya no aparece. ¿Por qué la retiraron del portal de Milenio? ¿Por qué no aparece publicada en su sitio web?
Me despido dejándole de tarea unas reflexiones:
En caso de que las jugadas hubieran sido en contra de Santos. ¿La gente de TV Azteca hubiera sesgado las tomas? ¿Hubieran acusado al árbitro de ratero de la misma manera?
¿Por qué en una jugada similar en la que le marcan falta a Benítez justo cuando sirve un pase a Oribe Peralta dejándolo en posición clara y manifiesta de gol los narradores del partido no pidieron la repetición y por lo tanto la jugada no trascendió?
Si en lugar de Santos, lo de las dos jugadas de gol anulado le hubiera sucedido a Tigres o Monterrey. ¿Hubiera usted acusado al árbitro de haber robado a Morelia, o hubiera censurado a los comentaristas de TV Azteca por ser dueños del equipo supuestamente perjudicado?
¿El vender a sus paisanos la idea de que Santos gana con ayuda arbitral hace que ellos olviden el torneo tan mediocre que hicieron sus equipos?
Me gustaría leer sus comentarios al respecto. Digo leer porque su programa no lo veo, a esa hora me encuentro realizando cosas más productivas.
Saludos desde Territorio Guerrero.
Enrique Macías M.


El mismo día recibí contestación de su parte, misma que reproduzco tal cual. Así. Escrita en puras mayúsculas, sin puntuaciones.


ES  ABSOLUTAMETE CIERTO……LA  VERDAD  NO  PECA…PERO INCOMODA…..Y PARA ESO NO NECESITO VER VIDEOS…….MENOS DE UNA EMPRESA VEO UNA IMAGEN Y EN LA OTRA EMPRESA VEO OTRO…..NO MANCHE…..MAURICIO MORALES DIO FE DE QUE AL SANTOS LAGUNA LE DIERON TODA LA MANO DURANTE TODO EL AÑO…..POR ESO, NO CABE LA MENOR DUDA…..VAN A SER CAMPEONES…..SI EN UN MOMENTO EL RIVAL LOS SUPERA EN ALGO, CUALQUIER COSA QUE PONGA EN DUDA EL TRIUNFO SANTISTA  EL ARBITRO IRA AL RESCATE……TIENE RAZON EN DEFENDER  DN. MAURICIO…….ES UNA REACCION NORMAL  DE  SANTISTA  A  SANTISTA…..

Al acusar recibo de su respuesta, le redacté la siguiente réplica:


Sr. Hernández Jr:

No contestó mis preguntas. La verdad está plasmada en los videos. Sean de la empresa que sean, en todos se aprecia que los goles estuvieron bien anulados. Que TV Azteca los sesgó tendenciosamente en sus repeticiones es otro boleto.
Pensé que podría tener con usted un debate de mayor altura, pero por lo que me escribe me doy cuenta de que se montó en su macho. Usted afirma y reafirma tajantemente hechos, los cuales la imagen se encargó de desmentir.
Esperaba una respuesta de su parte un poco más neuronal, pero me encuentro con que me escribe un bodrio visceral en el que usted en pocas palabras me está diciendo “es así porque lo digo yo… y punto”. Ya sé por qué cuando platico de futbol con muchos de sus paisanos, estos no dejan de repetir lo mismo, lo mismo y lo mismo, como robotitos. Ya sé de quién les viene. Si para muchos de sus coterráneos su palabra es dogma de fe, aquí acostumbramos analizar, ver y escuchar distintas versiones para formar nuestro criterio.
Y no se enoje. Simplemente responda a mis preguntas en base a hechos y evidencias, como lo haría cualquier periodista que se precia de serlo.
Y no contestó por qué retiró su columna del lunes. Aunque no se apure, alguien la alcanzó a grabar y está siendo difundida por correo electrónico.

Este último mensaje no fue respondido por el recién finado comunicador.


Todo espacio sería insuficiente para enunciar todas y cada una de las expresiones soeces y despectivas que este señor tuvo para con la Comarca Lagunera y sus equipos deportivos. Seguramente cualquier lagunero recordará cuando menos una de ellas.

Todo en nombre del rating
Lamento la muerte de Roberto Hernández Jr., del mismo modo en el que lamento la muerte de cualquier Ser Humano. Desgraciadamente, su legado vivirá, ya que él demostró que, en el futbol, sobre todo en Monterrey lo que vende no es lo que sucede dentro del rectángulo verde, sino la polémica morbosa, la provocación confrontada, la burla y el encono suscitados entre seguidores sin medir o sin importarle las consecuencias violentas. Como ejemplos, en la Comarca Lagunera a la fecha se recuerda el enfrentamiento entre la porra de Monterrey con la policía de Torreón el 27 de febrero de 2005, que dejó como saldo más de 80 seguidores regiomontanos detenidos; o la última, suscitada el 23 de abril de 2016 cuando un grupo de vándalos seguidores de los Tigres provocaron un zafarrancho en las tribunas del estadio Corona, siendo también refundidos en prisión un gran número de ellos. Ambos sucesos tienen en común el azuzamiento previo a las hinchadas regiomontanas por parte de Roberto Hernández Jr.

Descanse en Paz Roberto Hernández Jr. Al no haber ningún comunicador en Monterrey con los tamaños para relevarlo, esperemos que el estilo estridente, falaz, manipulador, provocador y evocador de violencia, también descanse en paz en el corto plazo.

P.D. Si desea leer los mensajes de correo electrónico originales transcritos líneas arriba, escríbame solicitándomelos. Con gusto se los haré llegar.

Correo electrónico: enrique@maciasweb.com